Norwegian Cruise Line comunica los resultados financieros del segundo trimestre de 2016 – Cruceristas

Norwegian Cruise Line comunica los resultados financieros del segundo trimestre de 2016

Comment is Closed

Los ingresos del segundo trimestre aumentaron un 9,3 %, hasta alcanzar los 1200 millones de dólares ; El Seven Seas Explorer se une a la flota de Regent
Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. (Nasdaq: NCLH) (junto con NCL Corporation Ltd., “Norwegian Cruise Line Holdings”, “Norwegian” o la “Compañía”) ha anunciado hoy los resultados financieros del segundo trimestre, cerrado el 30 de junio de 2016. También ha presentado sus previsiones para el tercer trimestre y el ejercicio de 2016 y expectativas actualizadas de sus objetivos financieros.

Noticias

La compañía generó unos ingresos netos según los principios contables generalmente aceptados (PCGA, por sus siglas en inglés) de 145,2 millones de dólares y un beneficio por acción (BPA) de 0,64 dólares, en comparación con los ingresos netos PCGA de 158,5 millones de dólares y un BPA de 0,69 dólares del segundo trimestre de 2015. Los ingresos netos ajustados alcanzaron los 192,6 millones de dólares y el BPA ajustado fue de 0,85 dólares, en comparación con los ingresos netos ajustados de 171,6 millones de dólares y el BPA de 0,75 dólares del segundo trimestre de 2015.
Los ingresos totales ascendieron a 1200 millones de dólares, lo que supone un incremento del 9,3 % respecto al año anterior. El Net Yield ajustado aumentó un 1,2 % sobre un tipo de cambio constante o un 0,8 %, sobre una base de moneda auditada en los ingresos netos ajustados de 917,8 millones de dólares.
Se espera que el BPA del ejercicio 2016 se sitúe entre 3,35 y 3,45 dólares.
Regent Seven Seas Cruises da la bienvenida a su flota al Seven Seas Explorer, el primer barco de nueva construcción de la marca en 13 años.

“Los sucesivos eventos geopolíticos frenaron la demanda de los clientes de América del Norte y afectaron principalmente a los itinerarios por el Mediterráneo. Nuestro equipo de gestión trabajó diligentemente para identificar oportunidades de ahorro de costes para mitigar parcialmente estos impactos y generar un crecimiento de los resultados de BPA del 13%”, aseguró Frank Del Rio, Presidente y Director Ejecutivo de Norwegian Cruise Line Holdings. “Hemos tenido un ambiente de reservas desafiante en el que hemos permanecido atentos a nuestra estrategia de penetración en el mercado para minimizar los descuentos y mantener nuestras ganancias gracias a precios muy competitivos, dando como resultado una ocupación inferior, lo que a su vez redujo los ingresos a bordo y el crecimiento general del Net Yield en comparación con nuestras expectativas de principios de año”.

Resultados del segundo trimestre de 2016

Los ingresos netos fueron de 145,2 millones de dólares o 0,64 dólares por acción, en comparación con los 158,5 millones, o los 0,69 dólares por acción del ejercicio anterior, que incluía unos beneficios de 34,3 millones de dólares como resultado de un ajuste de valor razonable del pago del contingente relacionado con la adquisición de Prestige, incluida en los resultados de marketing, generales y gastos administrativos de 2015 pero no en los de 2016. La Compañía generó un beneficio neto ajustado de 192,6 millones de dólares o 0,85 dólares por acción en comparación con los 171,6 millones de dólares o los 0,75 dólares por acción del año anterior.

Los ingresos ascendieron a 1200 millones de dólares, un 9,3 % más respecto a los 1100 millones de dólares de 2015. Los ingresos netos ajustados durante este periodo fueron de 917,8 millones, un 10,3 % más en comparación con los 832,4 millones de 2015. Estos incrementos se deben principalmente a la incorporación a la flota del Norwegian Escape y el Sirena, de Oceania Cruises, así como a la mejora de precios, ligeramente compensados por los cuatro diques secos programados en este periodo. El Net Yield ajustado mejoró un 1,2 % sobre un tipo de cambio constante (0,8 % sobre una base de moneda auditada), debido principalmente a las eficiencias en los costes de venta.

El coste neto ajustado del crucero por día de capacidad, excluyendo el combustible, aumentó un 4,1 % sobre una base de tipo de cambio constante (4,0 % sobre una base de moneda auditada). El incremento se debió principalmente a los cuatro diques secos programados durante el trimestre, frente a un único dique el año anterior.

El precio del combustible por tonelada métrica, deducidas las coberturas, disminuyó hasta los 469 dólares, un 15,9 % menos en comparación con los 558 dólares de 2015. La Compañía informó de unos gastos de combustible de 80,6 millones de dólares. Asimismo se registró una pérdida de 3,2 millones registrada en otros gastos relacionados con la parte ineficaz de las coberturas de combustible debido a la volatilidad del mercado.

Los gastos netos por intereses aumentaron de 52,4 millones a 68,4 millones de dólares, debido principalmente a un incremento del saldo de la deuda relacionado con la entrega del Norwegian Escape en octubre de 2015 y unos tipos de interés ligeramente más elevados debido a un incremento de los tipos LIBOR. La deuda incremental de los gastos netos por intereses también incluye una cancelación de 11,4 millones de dólares de los honorarios financieros diferidos relacionados con la refinanciación de algunas de nuestras líneas de crédito.

Otros gastos supusieron 10,8 millones de dólares en 2016 en comparación con los 3,7 millones de 2015. En 2016, los gastos se debieron principalmente a una disminución del valor razonable relacionado con la banda de tipo de cambio para el nuevo barco Seven Seas Explorer y a la mencionada pérdida de coberturas de combustible, que se vieron parcialmente compensadas por las ganancias en los tipos de cambio. En 2015, los gastos se debieron principalmente a la anulación de algunos contratos de cobertura de derivados de cambios de tipos de interés del combustible y la ineficacia de los acuerdos de canje de combustible de 2015, que se vieron parcialmente compensados por los ingresos relacionados con el ajuste del valor razonable de un collar de cambio de divisas que no recibió tratamiento contable de coberturas.